viernes, 2 de septiembre de 2016

Reseña #2: La Resistencia (Memorias de Idhún #1) - Laura Gallego

¡Buenas tardes, viejo amigo!

Siento haber estado algo desaparecida estos días, pero no he tenido nada de tiempo libre para escribirte con calma. Dicho esto, vamos allá.

Hoy te traigo una reseña del primer libro de la trilogía fantástica más famosa de Laura Gallego: La Resistencia (Memorias de Idhún #1). No es mi primera toma de contacto con la pluma de la autora, anteriormente leí varios libros suyos, de los cuales mi favorito es Finis Mundi.  Por lo general, la autora no suele decepcionarme con sus obras, y este caso no iba a ser menos. Sin embargo, sí hay detalles que son como mínimo discutibles, como verás a continuación. Pero antes de dar paso a la reseña, quiero aclarar que no me leí los demás libros todavía; como últimamente no puedo leer en electrónico por problemas de vista cansada, tengo que esperar a poder hacerme con ellos en formato físico. (T.T) Ahora sí, empecemos.

DATOS DEL LIBRO:
Título: Memorias de Idhún (#1). La Resistencia
Autor: Laura Gallego
Páginas: 560
Editorial: Ediciones SM
Año de publicación: 2004
Género: Juvenil, Literatura Fantástica
ISBN: 9788467502695




SINOPSIS:
El día en que se produjo en Idhún la conjunción astral de los tres soles y las tres lunas, Ashran el Nigromante se hizo con el poder en aquel planeta. En nuestro mundo, un guerrero y un mago exiliados de Idhún han formado la Resistencia, a la que pertenecen también Jack y Victoria, dos adolescentes nacidos en la Tierra. El objetivo del grupo es acabar con el reinado de las serpientes aladas, pero Kirtash, un joven y despiadado asesino, enviado por Ashran a la Tierra, no se lo va a permitir.



OPINIÓN PERSONAL (¡Alerta de spoilers!):

Empecemos hablando del comienzo del libro. En este se nos presenta ya a uno de los personajes principales de la historia, y lo que me ha gustado del modo en que nos introduce a Jack es que, al ponerlo en una situación límite, saca ya parte del coraje y de la personalidad de este. Tengo que reconocer que en un principio no me gustaba especialmente este personaje, pero de eso te hablaré más adelante. Lo mejor de este comienzo es que es ya muy activo y está cargado de tensión, lo mejor que pueden hacer en un libro para animarme a seguir leyendo.

La historia en sí, por otra parte, me parece bastante original. La autora crea un mundo totalmente nuevo para mí (Idhún, mundo de las tres lunas y los tres soles) y un punto medio entre este y la Tierra (Limbhad), donde se desarrollarán la mayoría de los sucesos. Las aventuras, la tensión y la acción no faltan desde el principio, como ya dije, pero tengo que reconocer que sentí que decaían hacia la mitad del libro y que se tornaba a un drama romántico hasta las últimas 100 páginas, aproximadamente. El punto exacto en el que se me rompió la trama es en el concierto de pop/rock de Seattle. Es un suceso que no logro entender. Creo que había mejores formas de humanizar a un villano con este nivel de misterio a su espalda sin estropear su imagen. El hecho de convertirlo en una estrella adolescente de la canción hizo que perdiese fuerza su personalidad, así como la maldad y seriedad con las que se nos caracteriza a Ashran el Nigromante desde la primera página (por permitirle semejante niñería a Kirtash). Creo que nunca, jamás de los jamases, seré capaz de asimilar este punto en el desarrollo de la obra. No sé, pudo hacerlo poeta o director de una ONG y no me hubiese resultado tan descabellado.
A mayores, el triángulo amoroso que tiene lugar de este punto en adelante no termina de convencerme y no me gusta nada que quede sin resolverse, aunque entiendo que probablemente lo resuelve al final de la trilogía, permitiendo a Victoria elegir a uno de los dos. Y de verdad espero que sea Jack.
En cuanto al resto de la acción, no me quejo. Me gustó especialmente el momento en que Kirtash es dominado por la voluntad de su padre, hacia el final del libro, y las situaciones en las que el protagonismo es de Alegra D'Ascoli. ¡Adoro a esta mujer! Su personalidad es absorbente; y me parece, en parte, una mezcla de Molly Weasley y Minerva McGonagall, si me perdonas el atrevimiento.

En cuanto a los personajes, por lo general, me han gustado bastante. No me parecen nada pasivos ni circulares. Si tengo que elegir a mis favoritos: Jack, Alsan y Alegra, sin duda. Estos tres hicieron la historia más agradable y más amena para mí, además de que me gusta cómo solucionan y se enfrentan a los obstáculos que se les presentan. Jack, aunque no me gustaba especialmente en las primeras páginas por su inmadurez, ahora se me antoja maravilloso. El único personaje que no me termina de gustar es Ashran. Supongo que es todavía pronto para hacer un expediente de él, pero espero que la autora haya profundizado más en la caracterización y personalidad de este villano en los demás libros.

Por último, decir unas palabritas sobre el tipo de narración que emplea la autora. Por lo general, la forma que tiene de escribir me agrada bastante, incluso en este libro. Tal vez no sea del todo objetiva por ello, pero creo que su especialidad son las descripciones. Hace que la identificación de los lugares sea sencilla y clara como si el lector hubiese estado en ellos, sin resultar muy recargada o difícil de leer y sin perder el mínimo detalle en cada acción. Quizá donde sí creo que es un poco floja es en los diálogos. Por algún motivo, no me costaba adivinar qué iba a decir cada personaje en cada momento, y no logro aclarar todavía si es porque Laura Gallego nos acerca demasiado bien sus personalidades o porque sus diálogos son demasiado predecibles. Pero, por lo general, hace que una lectura larga sea ligera y entretenida.

Y bueno, esto es todo lo que tengo que decir en esta reseña. La verdad, me parece un buen libro y tengo ganas de leer los demás; solo espero que no haya más conciertos en ellos.


No dudes en dejarme tu opinión en los comentarios, estaré encantada de leerla. 

¡Un saludo y sé feliz, viejo amigo!
Austen228
PUNTUACIÓN: 4/5

Harry Potter Glasses